viernes, febrero 24, 2006

Muchacha Punk


Más allá, mucho más allá, el pelado (flaco, puro músculo desnudo y hueso) tiraba más y más de la remera y ya era como gasas, como cintas que lo envolvían, la remera, momia enloquecida. Otros cantaron, pero él me llegó más, quizás porque pidió cerveza y nadie se la alcanzó. Era una especie de hellraiser tierno en su desmesura y total desamparo. Tendría que situar, que ser condescendiente al menos con el marco, ya que no con el contenido, nunca: un festival punk, por ahí, nunca sé, pasando el bajo, sin ser en el río, claro, supongo que San Telmo, San Cristóbal o algún otro santo. No voy a hablar de los otros, todos esperaban a Las Curvettes que se tenían bien merecida su buena fama y ganada la expectativa que provocaban. Entonces aparecieron los anteojos gatunos de Vanesa, el vestidito de ama de casa de los ’50 y la voz atravesando todo, pero todo el espacio, haciéndolo vibrar.

http://www.fotolog.com/lascurvettes/?pid=15442380

4 comentarios:

Anónimo dijo...

hmmmm, las especialidades del castellano todavía se cierren en frente de mi. pero: si, la voz haciendolo vibrar - todo

frank-h dijo...

Qué bueno!
Viví la escena.
Muy bueno!

chingolo dijo...

hola. cómo andás vero. te busqué por "la vida breve" y acá aparecistes. los libros son seleccionadores mas exactos, quiza, que cualquier otro atributo personal. para mi, alguien que lee a Onetti es una persona mas bien rara, y sumamente interesante. ademas, te gusta maiden y caetano. me cabe la gente asi, con la cabeza amplia, que se interese por todo. leer y escribir son dos de mis pasiones favoritas. qué mas. tengo libros copados que podria prestarte.
nada mas por ahora, espero que te copes.

hasta las cachas!!!

Vero dijo...

Gracias, Dock.
Chingolo, muy halagada por tus cumplidos. Saludos.