sábado, febrero 10, 2007

Una de Haneke

¿De qué trata "El séptimo continente", de Michael Haneke? Diría (no me olvido de la entrevista donde sostiene que pretende que el espectador se forje sus propias respuestas) que de lo vano de la vida como suma de actos mecánicos. En el comienzo, la cámara enfoca el giro del picaporte, el cepillado de los dientes, el amarre del zapato, el llenado de la jarra para el café. La gente queda por fuera de las cosas: pasan unos cuantos minutos antes de ver una cara.
Después, con las caras, la cosa se pone peor. El trabajo puede ser una pila de papeles con números, así de absurdo e inhumano. El supermercado, un espacio lleno de música anodina y raros paquetes de colores chillones. La cena, una farsa: abajo el mar revuelto, arriba sonrisas sin olas y qué rico todo. Alguien hace crisis y llora a gritos. Nada pasa. Otra crisis, después. Vuelta a la aterradora normalidad. Nada. Escuela, trabajo (un ascenso), cartas a mamá separando los bloques y dando pistas.
Nada, pero el dolor me avisa que estoy apretando con fuerza los maxilares.
El desmoronamiento que empezó con el café matutino, el cereal y la leche, sigue con el martillo, la maza, la sierra.
No digo más. Sepan que me encantó. No había visto nada de él. Fui porque un tipo que filmó El castillo (¿cómo habrá hecho?) me resulta irresistible. También porque me interesó esto en la reseña que me envió la gente de Metrocinearte, con la invitación: “Los principales temas del trabajo de Haneke son la frialdad de la sociedad, la indiferencia que vuelve inflexibles a las personas frente a sí mismas y a los otros, la (mala) influencia de los medios y la falta de habilidad de la gente para comunicarse”. Miren.

9 comentarios:

Giselle dijo...

Jajaja, Vero, yo también fui y no nos cruzamos! Es la primera vez que iba a una proyección de Metrocinearte, habrás visto el tremendo lugar que es y para colmo pasan buenas películas, y como frutilla de la torta, gratis. Ya me imagino yendo todos los viernes.
La película, excelente. Ese detenerse en el detalle que de tan cotidiano se vuelve opresivo, y el momento en que Haneke dice: "impresiona más ver cómo tiran el dinero por el inodoro que el hecho de que maten a su propia hija", ¿o no? Bueno, si vas otra vez, avisá así nos saludamos.
Besos

Anónimo dijo...

la vi hace una semana en DVD, qué casualidad.
apenas la pude soportar, me parece que no es una película para ver en casa.

Vero dijo...

¡Mine, no digas, me hubiera encantado verte! Yo voy bastante seguido, desde hace más de un año. Ésta es la primera de cuatro de Haneke, de verdad me gustó mucho, te mando un mail si voy a las otras. Lo de la plata al inodoro, buenísimo, me imagino la cara de los de Cannes con sus lindos vestidos y trajes.¡Qué sacrilegio!
Puede ser, Carlos. Tiene un ritmo muy particular. Justamente en la entrevista que pasaron después, a la que se refiere Minerva, Haneke dice que el cine tiene más que ver con la música que con la literatura, por la importancia del ritmo. A mí me pareció que estaba muy bien manejado, pero bueno, va en cada uno, y además sí es cierto que esas cosas se perciben distinto cuando estás en tu casa.
Besos a los dos.

Netcinearte dijo...

Vero me encantó lo que escribiste.
yo tampoco había visto esta de Haneke y quedé fascinado.Es su primera obra para la pantalla grande, increíble.
Alquilate o comprate "Cache" y "La profesora de piano" ,imprescindibles.
Si el ciclo sigue teniendo buena respuesta voy a agregar "Código Desconocido" como bonus, es otra gran película del maestro. Saludos. Jorge Russo.
http://metrocinearte.blogspot.com/

Bocio dijo...

Me pareció el mejor de todos los Haneke vistos (superior a Funny Games, La pianista y Cache, que están todas muy bien). No se si por la crudeza, la tensión o ese nihilismo sin concesiones. La estuvimos comentando un buen rato en la cena pos.

Aja Minerva! Conque fuiste al cine y no me buscaste... a mi, uno de los mentores (aunque este ciclo de Haneke lo decidió Jorge, yo estoy pensando uno de cine español de los 50/60/70). Bueno, buscame este viernes. besos

Vero dijo...

Gracias, Jorge. Pero sí, vos sabés, me había quedado con la espina, el sábado a la mañana fui a alquilar Cache y la vi a la tardecita. También me gustó mucho, las actuaciones son increíbles. El final me dejó loca: parece que alguien más estuviese también escondido, filmando, alguien que ya no puede ser el argelino ni su hijo (el que lea esto y no la vio y la quería ver me va a querer matar, pero bueno, igual es una lectura, puede haber otras, es muy bueno eso de que el tipo no deje todo servido en bandeja).
Bueno, Ricardo, como ves sólo vi esas dos. Te puedo decir que me gustó más El séptimo continente que Cache, eso sí.
Saludos a los dos y gracias por pasar.

Leandro dijo...

Yo sólo ví Caché (escribí algo ahí en Seikilos), y me gustó. No tenía idea de que había filmado El Castillo. ¿Dónde se consigue?

Vero dijo...

No sé, Leandro, lo leí en la nota que adjuntaban a la invitación, que se puede leer en el blog de Metrocinearte (fijate en el vínculo que puse). Una peli sobre "El castillo" y para tele, qué cosa más rara.

Leandro dijo...

Yo ví "El Proceso" de Orson Welles y es bello ver un libro "de autor" transformado en una película "de autor". Ahora muero por ver la de Haneke, voy a ver qué dice el mercado pirata de internet...