lunes, junio 11, 2007

Irreversible

Cada paso es irreversible. También el que no di. Sin embargo, lo omitido viene a pedirme cuentas, muy de vez en cuando, como un acreedor obstinado pero algo olvidadizo. Es posible que la sospecha de su insensatez lo incite a la pereza.

12 comentarios:

Anónimo dijo...

Claro que cada paso es irreversible
Imaginate el lío que armarías en el Once yendo por paso de contramano.

kurubeta dijo...

Cada paso si es una reiteración, sí es irreversible, pero si cada paso es una danza, acaso sea un movimiento reversible, helicoidal, elipsis limitadas pero infinitas al mismo tiempo...Si besas a tu mar él ilumina su rostro que a su vez dulcifica tus horas grises por la rutina del Once...el amor enciende la carne y el placer borra las huellas d elos malos pasos...Puedes volver a apsar, obedeciendo al loco de Nietszhe-zarathustra, una y otra vez por el mismo lugar sin mayores culpas....Devienes inocente, niña a cada instante, reversivilidad impensada.

Leandro dijo...

Una sola palabra: excelente.

Anónimo dijo...

Optar es morir un poco.
Inx

verborrea dijo...

Todo nos termina rindiendo cuentas. Tarde o temprano. Mejor no quedarse con nada en la garganta.
Saludos.

lunanueva dijo...

Muy cierto. Lo omitido siempre nos pasa factura. Tiene una perseverancia irritante, sobre todo por la fastidiosa inoportunidad con que se presenta a cobrarla. Será perezoso, pero compensa con lo terco.

Reina dijo...

hermoso vero y creo como K. que es posible volver sobre los pasos pero de otro modo...Igualmente y aunque una volviese, lo anterior también es huella, rastro, trazo ya marcado. Todo cuenta.

Vero dijo...

Gracias, dejan acá estos comentarios y yo en babia dando vueltas por ahí.
Sos loco, Ramiro, ¿eh?
Kuru, dice Waits "eres inocente cuando sueñas", y bueno, yo sueño todo el tiempo. Me encantó lo que escribiste, gracias. Que lo reversible me agarre por sorpresa en una vuelta de la hélice, entonces.
Gracias también a vos, Leandro.
Sí, Inés, y lo que muere, lo que se deja secar y caer, es un camino posible, un brazo del delta, cercenado.
v.s., supongo que quisiste decir "pidiendo cuentas". Sí, todo, pero el reclamo por lo que no hicimos suele ser más esporádico y a la vez más peliagudo, más difícil de enfrentar: como refiere a lo que nunca pasó se empeña en desdibujarse.
Claro, lunanueva, exactamente.
De otro modo, ahí está lo irreversible, Dani. Puedo hacer esto más adelante, pensaba, pero ya no será "esto" será "eso otro".
Besos, besos.

Anónimo dijo...

quizás por auto-defensa, creo que muy pocas cosas son irreversibles. El tiempo, puede ser. Lo que pasó es la base pa lo que vendrá. Pero la base, como la tierra, esta muy lejos de mis ojos. Como dice el poeta: hay que tener los ojos en el cielo y los pies en el suelo.

Giselle dijo...

Yo lo leí distinto: No hay que hacer una bandera del riesgo. Tal vez lo omitido venga a pedir cuentas muy de vez en cuando, pero los pasos mal dados te rompen los pies. Esos sí que son irreversibles y cobran mucho más alto que los que no se dieron.

Nina London dijo...

Ah, no no no, no regrets!!

Vero dijo...

Qué cosa. Escribí eso en mi cuadernito, pensando en un instante en que elegí abrir la mano para que el momento caiga. Es raro ver las resonancias en cada uno de sus cristales. Gracias. Besos.